Avances tecnológicos ponen en riesgo la ética de la medicina

ética de la medicina
27 Noviembre 2019 Gabriela Rivera/Grupo Expansión

La medicina se transforma todos los días, pero sus valores deben permanecer

 

La medicina ha avanzado notablemente, gracias a las innovaciones tecnológicas que se han desarrollado en las últimas décadas. No obstante, hay una amenaza latente de aquellos que consideran que la medicina es un negocio.

 

El exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Octavio Rivero Serrano, reconoció que las transformaciones tecnológicas han sido muy positivas para esta ciencia, sobre todo en el diagnóstico y tratamiento de distintas enfermedades.

 

Por ejemplo, en tan solo 15 años, la medicina pasó de la clonación del primer ser vivo a través de la genética a la manipulación de la genómica humana para encontrar nuevas formas de atender padecimientos crónico-degenerativos, como los cánceres.

 

Estos avances han contribuido a mejorar la calidad y la esperanza de vida, pero siempre es necesario asegurarse que esos adelantos no cambien las relaciones fundamentales y humanas que implica el binomio médico-paciente.

 

De no cuidar que se cuiden los límites del uso y aprovechamiento de los avances tecnológicos, éstos pueden volverse en contra de la medicina en cualquier momento.

 

“El paradigma de la medicina se ha modificado de manera importante, pero estamos siempre bajo la amenaza de grupos que la consideran un negocio más”, afirmó el exrector de la UNAM.

 

Rivera Serrano añadió que es importante mantener una vigilancia estrecha a los problemas que acechan a la medicina, pues cuando muchos sectores se vuelven comerciales, se trastocan los aspectos éticos de la relación entre la medicina y los avances tecnológicos.

 

El también profesor emérito de la Facultad de Medicina (FM) reiteró que es necesario analizar el tema bioética justo en esta época en la que hay tantos cambios dentro de la medicina, y no todos han sido para bien.

 

En la actualidad, los avances en los tratamientos, el descubrimiento de nuevos fármacos, la innovación en las terapias y los diagnósticos, así como las investigaciones que están cambiando la forma de ver la vida ––incluso desde su concepción–– han planteado nuevas preguntas dentro de la bioética.

 

Si bien esta conciencia ha estado en los médicos desde el principio de los tiempos, en los últimos 20 años los cuestionamientos cambiaron. Por ello, dijo Rivera, es necesario revisarlas, escuchar los distintos puntos de vista y buscar las respuestas adecuadas al contexto de nuestro país.

 

Germán Fajardo Dolci, director de la Facultad de Medicina, añadió que es necesario analizar los temas que afectan de forma cotidiana a la medicina para encontrar una solución unánime.

 

“Sigamos trabajando para hacer de la bioética y la ética aspectos cotidianos, y sigamos discutiendo caminos diversos ante las problemáticas que enfrentamos cada día”, remarcó.

Compartir

Notas relacionadas

Government Affairs
Los retos para construir el hospital del mañana
DIAGNÓSTICO DE ERC
hipertensión