De las vejigas de pescado al condón ¿Qué tanto se usa en el siglo XXI?

condon
29 Marzo 2023

La historia de los condones ha sido influenciada por muchos factores a lo largo del tiempo. Los primeros registros históricos se remontan a los antiguos egipcios, quienes utilizaban fundas de lino o intestinos de animales para protegerse de enfermedades de transmisión sexual y prevenir embarazos no deseados. (Lugones et al., 2013).

Con el paso del tiempo, se desarrollaron nuevas técnicas y materiales para la fabricación de condones. En el siglo XVII, se empezaron a usar vejigas de animales, como una alternativa más económica y accesible a los condones de lino. En el siglo XIX, se comenzaron a utilizar vejigas de pescado, especialmente de salmón, para la fabricación de estos dispositivos preventivos.

Estas vejigas eran menos duraderas que otras alternativas y no siempre ofrecían una protección eficaz contra diversas enfermedades y existía dificultad para su producción a gran escala. (Skley, 2018).

A principios del siglo XX, el condón se convirtió en una herramienta importante para la prevención de enfermedades de transmisión sexual (ETS) y para el control poblacional. Durante los primeros años del siglo pasado, los preservativos estaban hechos de tripa de cordero y no eran muy efectivos. Poco a poco se fueron desarrollando nuevos materiales, tamaños y estilos en su fabricación que mejoraron su calidad y eficacia. 

Durante la Primera Guerra Mundial, los condones fueron distribuidos en gran cantidad a los soldados para prevenir enfermedades sexualmente transmisibles, lo que contribuyó a la popularización de su utilización. En los años 20 y 30, los profilácticos comenzaron a ser producidos en masa y se volvieron más accesibles para la población en general. (Moreno, 2021).

Ese avance se debió a la introducción del látex vulcanizado, que permitía la producción en masa de gomas con mayores atributos sanitarios. Esto permitió elevar su accesibilidad y popularidad entre la población en general.

Su uso en la Segunda Guerra Mundial fue muy limitado. Aunque se suministraron condones a sus soldados para prevenir enfermedades como la sífilis y la gonorrea. Su uso fue muy bajo por falta de educación sexual y creencias limitantes acerca de su utilización. (Aguiar García et al, 2019).

Es importante señalar que los condones de la época no eran tan seguros y efectivos como los condones modernos. Estaban hechos de látex natural y tenían una tasa de falla mucho más alta que los de látex sintético.

En la década de los 50 se produjo una mejora en la calidad y la disponibilidad de los condones. A pesar de que aún había cierto estigma en torno al uso, se empezó a generar conciencia sobre la importancia de la prevención de Infecciones transmisibles sexualmente y la planificación familiar.

Ya en los años 60 y 70, la llamada Revolución Sexual llevó a un aumento en el uso de condones como método anticonceptivo. A medida que la conciencia sobre las ETS y el VIH/SIDA aumentaba en la década de 1980, la utilización cotidiana se volvió aún más importante en las prácticas sexuales seguras. (IMSS, s.f).

En la actualidad, el uso del condón se ha vuelto cada vez más común y aceptado. Los avances tecnológicos en su fabricación han permitido la creación de profilácticos más seguros, cómodos, efectivos y en múltiples presentaciones.

Se han desarrollado nuevos tipos de condones, como los femeninos y los de poliuretano, que ofrecen una mayor variedad y adaptabilidad. A pesar de los avances médicos y tecnológicos, el condón sigue siendo una herramienta accesible, segura y eficaz para prevenir la transmisión de infecciones como el VIH, la clamidia, la gonorrea, la sífilis, el herpes y el virus del papiloma humano (VPH). 

Los condones de látex son ampliamente utilizados en el siglo XXI gracias a que su disponibilidad está garantizada por cadenas de distribución efectivas y la promoción generalizada de su uso: educación sexual en las escuelas, la accesibilidad gratuita en clínicas de salud y disponibilidad abierta en tiendas y farmacias, publicidad gubernamental y privada en medios de comunicación masiva.

Es importante destacar que todavía hay algunas personas que no utilizan condones de manera consistente o adecuada. Es fundamental continuar promoviendo su uso correcto y habitual, como una forma efectiva de proteger la salud sexual y reproductiva de las personas.

La utilización correcta y sistemática de preservativos masculinos reduce hasta un 94% la transmisión sexual del VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS), tanto por las relaciones sexuales vaginales como anales. El empleo de lubricantes de base acuosa o de silicona (a diferencia de los lubricantes de base oleosa) impide que los preservativos se rompan y se deslicen. Aunque se cuenta con menos datos sobre la eficacia de los preservativos femeninos, los datos existentes permiten suponer que el uso de estos preservativos también previene la infección por el VIH y las ITS. (PAHO, 2018).

Referencias

Aguiar García, A., Almelo Hernández, L., Lazo Herrera, L., Giniebra Marín, G. & Rivera Rivadulla, R. (2019). Historia del condón y otros métodos anticonceptivos. Revista Médica Electrónica, 41(2), 588-597. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684-18242019000200588&lng=es&tlng=es.

CDC. (s.f). Resumen de la hoja informativa sobre los condones. CDC. https://www.cdc.gov/condomeffectiveness/spanish/brief.html

IMSS. (s.f). Preservativo o Condón Masculino. Gobierno de México. http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/planificacion-familiar/preservativo

Lugones Botell, Miguel, & Ramírez Bermúdez, Marieta. (2013). El preservativo más viejo del mundo. Revista Cubana de Obstetricia y Ginecología39(3), 306-310. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0138-600X2013000300010&lng=es&tlng=es.

Moreno, B. (2021, 12 de febrero). El condón: siempre de moda. AHF México. https://pruebadevih.org.mx/el-condon-siempre-de-moda/

OPS. (2028, 27 de noviembre). Programas integrales de distribución de preservativos y lubricantes.  OPS. https://www3.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=14819:comprehensive-condom-and-lubricant-programming&Itemid=0&lang=es#gsc.tab=0

Planned Parenthood. (s.f). ¿Cuáles son los beneficios del condón?. Planned Parenthood.https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/anticonceptivos/el-condon/cuales-son-los-beneficios-de-los-condones

Sputnik. (2018, 13 de febrero). Del lino al látex: la historia del condón. Sputnik. https://sputniknews.lat/20180213/sexo-condon-mujer-hombre-1076254280.html

Compartir

Notas relacionadas

Government Affairs
Los retos para construir el hospital del mañana
DIAGNÓSTICO DE ERC
hipertensión