Redes sociales: aprovechamiento y restricciones en el sector salud

redes sociales
22 Abril 2020 Gabriela Rivera

México se ha quedado muy atrás en el aprovechamiento de las redes sociales para promocionar productos y servicios de salud.

Las redes sociales se han convertido en una herramienta de acercamiento y comunicación de las distintas empresas del sector salud con los pacientes. Con la crisis sanitaria y las restricciones para salir, el mundo digital se ha convertido en una oportunidad para posicionar a las marcas

Sin embargo, en México todavía hay restricciones sobre los contenidos que pueden compartirse con la comunidad, lo que está limitando las oportunidades que tienen las empresas para aprovechar el mercado digital.

“Se deben aprovechar las redes sociales, porque la gente está ahí, está conectada en Facebook, en Twitter, en Youtube, y se debe aprovechar que los usuarios destinan hasta seis horas a este tipo de plataformas”, explica Guillermo Pérezbolde, presidente de la Asociación Americana de Marketing capítulo México.

El estudio Consumo de Medios y Dispositivos, elaborado por IAB México en 2018, señala que 58? los internautas mexicanos buscan contenidos de salud, y de ese total, 62% lo hace a través de las redes sociales.

El estudio señala también que los usuarios prefieren hacer búsquedas en la red antes de acudir con un profesional de la salud. 

Ante los grandes volúmenes de búsqueda y usuarios, las empresas comenzaron a crear contenido de interés para sus pacientes o clientes potenciales, en el que hablan sobre el padecimiento, educan e informan al paciente sobre el padecimiento y les brindan alguna solución, pero sin hablar del producto y sus ventajas.

 

Buenas prácticas

Algunas buenas prácticas para aprovechar las redes sociales –dice Pérezbolde– son someter a la Cofepris todas las publicaciones que se harán, especialmente las primeras veces, hasta que se asimilen las normas de la institución. También sugirió las siguientes recomendaciones:

  • Incluir las referencias bibliográficas de toda la información que se utiliza.
  • No mostrar los productos médicos, sus cajas o presentaciones.
  • No hablar directamente del producto y mucho menos invitar a consumirlo.
  • Estos contenidos también deben incluir la leyenda obligatoria “consulta a un profesional de la salud”, para acercar al paciente a un diagnóstico profesional. 

Pérezbolde insistió en que todas las publicaciones deben contar con la autorización de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris). Incluso, las publicaciones que se hacen en grupos cerrados para médicos y profesionales de salud, deben ser aprobados por esta autoridad sanitaria.

Si bien estas medidas buscan eliminar la publicidad engañosa, como lo establece la Ley General de Salud, las restricciones han afectado a la industria de salud. 

“Por las leyes mexicanas no puedes anunciar productos relacionados con la salud, se tiene que pasar por la regulación e Cofepris y esto provoca que los laboratorios y la industria en general busquen opciones offline, porque todavía le tienen miedo a estas restricciones”, dice Pérezbolde.

El especialista en redes sociales señala que estas restricciones no ocurren en otros países. Por ejemplo, en Estados Unidos la ley permite hablar del producto y hasta compararlo con otros para mostrar sus ventajas.

Por otro lado, estas restricciones también afectan la efectividad y eficiencia de los equipos, así como los recursos, ya que la mayoría de los laboratorios son trasnacionales y las campañas que se envían no se pueden utilizar en México, por lo que se tiene que rehacer el contenido, respetando las restricciones de la Cofepris.

“Todo esto representa un costo adicional porque México se vuelve menos competitivo, se tiene que retrabajar y rehacer la estrategia de comunicación, lo que implica pérdida de recursos, de personal y de tiempo”, puntualiza el especialista.

 

Compartir

Notas relacionadas

cáncer de sangre
cancer de próstata
Government Affairs
Los retos para construir el hospital del mañana