"Llevamos el corazón en la punta de la nariz"; Doctor Payaso

doctor payaso, nariz roja
19 Diciembre 2022 Alina Velázquez/Conexiones365

En su cara destaca una gran nariz roja, suelen combinar el blanco de la bata con colores arcoíris, y ríen y sonríen con la esperanza de que sus expresiones encuentren eco en los pacientes. Los doctores payaso ahora no sólo llegan a hospitales, sino también a las casas a través de la pantalla.

“La risa es la mejor medicina”, así lo enuncia el popular dicho y los doctores payaso lo sostienen y confirman en sus visitas a los hospitales, y ahora en nuevo formato, con sesiones virtuales.

Su labor es tan loable que saltó a la pantalla grande. El actor Robin Williams personificó a Patch Adams, médico estadounidense conocido por su singular manera de aliviar a pacientes con risoterapia.

Un ejemplo son asociaciones como Doctor Payaso A. C; que surgió como un proyecto que busca complementar el tratamiento de los pacientes a través de la sonrisa. Inicialmente, su labor  era dirigida únicamente a niños con cáncer, sin embargo; hoy atienden a toda persona que los necesite.

Alva Sánchez, la "Doctora Letritas", voluntaria de la asociación, resaltó en entrevista para Conexiones365 que contrario a lo que pareciera, su labor es un asunto muy serio.

Explicó que los doctores payaso deben capacitarse para dar al paciente lo que necesitan en momentos difíciles: soporte emocional, acompañamiento y desahogo.

“Nosotros decimos que llevamos el corazón en la punta de la nariz. (Nos dirigimos) a grupos vulnerables o a donde nos necesiten, hacemos visitas no solamente para gente enferma, sino que es para cualquier persona que sienta o que necesite un poquito de apapacho”, mencionó.

Este proyecto se sustenta en sus voluntarios, quienes reciben una certificación llamada Clown Care, que les ayuda a conectar con sus propias emociones así como las de sus pacientes con habilidades psicológicas, ontológicas, arte clown, entre otras.

La certificación para ser un doctor payaso dura seis meses y no se necesita ser del área médica para tomarla. Hasta el momento, se han certificado alrededor de 600 voluntarios, sin embargo, dijo, cualquiera puede convertirse en un doctor payaso.

La "Doctora Letritas", expresó que en esta labor no solo se llevan en el corazón a los pacientes, sino también a sus familiares, ya que estos son cruciales para la aceptación y apoyo, sobre todo de los niños.  

“Creo que la fortaleza de los niños va mucho más allá de lo que nosotros creemos, se preocupan más por sus papás, porque no quieren que ellos la pasen mal. Entonces cuando uno se va acercando a los niños, a lo mejor están un poco serios o no quieren jugar, pero si tú conectas con la persona que los está cuidando en ese instante la mentalidad del niño cambia”, expuso.

Esta asociación, que a la fecha ha beneficiado a 232 mil personas, trabaja con múltiples aliados. En el ámbito público, con los dos sistemas más grandes, IMSS e ISSSTE, y en sector privado con compañías como el Centro Médico ABC, Johnson & Johnson, entre otros.

Durante la pandemia no se detuvieron y siguieron llevando sonrisas por la vía virtual, con la que han podido alcanzar a más gente, incluso, a otros países y a quien llegue a necesitarlos.

"Es para cualquier persona que pueda sentirse un poquito deprimido o a lo mejor, justo por el encierro de la pandemia, que se sienta vulnerable o quiera festejar algo, quienes pues necesiten ese acompañamiento, porque no están acompañados", invitó.  

Compartir

Notas relacionadas

parkinson
epilepsia
tomografía computarizada
neurocomputación