Sistema de salud listo para usar la inteligencia artificial

inteligencia artificial
30 Abril 2020 Gabriela Rivera

Los costos de atención se abaratan, y los pacientes reciben una mejor atención cuando se aplica la innovación en los tratamientos.

México está listo para adoptar todas las innovaciones de Inteligencia Artificial (IA) desarrolladas para el sector salud.

“Estamos en una época privilegiada para integrar este tipo de tecnologías en el sector salud, desde el diagnóstico de enfermedades hasta la personalización de tratamientos médicos y el mantenimiento continuo de la salud”, asegura Guillermo Molero Castillo, integrante del laboratorio de Inteligencia Artificial de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El especialista explica que la Inteligencia Artificial (IA) tiene el potencial de cambiar de manera significativa la atención médica y la salud del paciente, ya que se pueden detectar enfermedades genéticas; monitorear la frecuencia cardíaca, presión arterial, temperatura y niveles de glucosa; así como analizar los factores ambientales.

Al obtener todos estos datos, las bases pueden relacionarse con otros datos sociales y utilizarse para crear nuevos modelos inteligencia artificial, con los que podrían predecirse ciertas enfermedades, notificar anticipadamente afecciones mortales, como derrames cerebrales y ataques cardíacos, o advertir sobre reacciones adversas a un medicamento.

Aunque Molero Castillo se muestra optimista sobre la implementación de la IA en atenciones tan especializadas, Javier Arreola, ingeniero en negocios del ITAM con especialización en ciencia de datos, señala que, como país, todavía estamos un tanto retrasados en el tema.

“Las aplicaciones por ahora servirán más para temas administrativos que para casos clínicos, pero dado el interés en ampliar sustancialmente la cobertura, puede tener un impacto importante”, dice el también emprendedor en aplicaciones de IA.

A su parecer, en los siguientes meses ya podríamos tener registro de pacientes;  uso de dispositivos enfocados a personas mayores o pacientes con discapacidad; uso de chatbot para programa citas; datos biométricos para ingreso a sistemas; software para analizar datos médicos; y pilotos de monitorización a distancia a partir del reconocimiento de voz.

Para lograr la integración de todas estas innovaciones, el sector salud –tanto público como privado–, deberá contar con legislaciones que protejan los datos personales de los pacientes, así como nuevas reglas de ética.

Además se deberá tener fondos suficientes para costear la tecnología que se importe de otros países, pero también para preparar a los especialistas en el uso de estas nuevas herramientas, dice Arreola.

Sin embargo, los resultados serán benéficos. Datos de la consultora estadounidense Frost&Sullivan, indican que con la inteligencia artificial se pueden mejorar los resultados entre 30% y 40%, al mismo tiempo que se reducen los costos de tratamiento hasta 50%.

“Para el año 2025, puede que los sistemas de inteligencia artificial estén involucrados en todo, desde la gestión de la salud a nivel poblacional hasta avatares digitales capaces de responder consultas específicas de pacientes” dice Harpreet Singh Buttar, analista de Frost & Sullivan.

Molero Castillo señala que los beneficios específicos para México serán tres: directos a los pacientes, orientados a la atención médica, y específico para la administración y operación de los centros de salud.

“El propósito es aumentar la eficiencia, reducir los costos y errores, y en general hacer más fácil que los pacientes reciban una atención médica de calidad”, afirma el ingeniero de la UNAM.

 

 

Compartir

Notas relacionadas

implantes auditivos
avances en el sector salud
tratamiento para la leucemia
la robótica en hospitales