Los beneficios del expediente clínico electrónico

expediente clínico electrónico
05 Agosto 2020 Gabriela Rivera

Un sistema electrónico no es solo un registro de pacientes, los datos se pueden aprovechar de distintas maneras.

La información estructurada de los pacientes a través del Expediente Clínico Electrónico (ECE) permite utilizar estos datos para distintos fines: hospitalarios, atención al paciente, investigación y estadísticas demográficas.

Sin embargo, llegar a este nivel de organización y proceso de la información requiere de una cooperación de las distintas áreas involucradas en la atención del paciente, pero también de la definición de indicadores que cada sistema hospitalario requiera, de acuerdo con sus objetivos.

Alejandra Palafox, coordinadora general de la Red Nacional de Registros de Cáncer, explica que cuando ya cuentas con un sistema de ECE instalado, se pueden aprovechar los registros para tomar decisiones sobre gestión hospitalaria, la eficiencia, eficacia y la económica de los servicios del hospital.

“El tener una tecnología así te facilita por supuesto tenerlos por tiempo, por servicios, y poder costearlo y clasificarlo y priorizar acciones para el siguiente año”, explica la también consultora.

Un ejemplo de cómo se ha aprovechado el expediente electrónico es dentro del Instituto de Cancerología, donde cuentan con un sistema que contribuye a gestionar la base hospitalaria, y, por lo tanto, a distribuir mejor los recursos. Pero también sirve para implementar o mejorar politicas públicas en favor del paciente.

Por otro lado, a los médicos tratantes les sirve, no solo para llevar el control de cada caso, sino también para clasificar los diagnósticos y las enfermedades, conocer al paciente y hasta hacer investigación sobre la enfermedad.

“Ellos pueden tener información concentrada y especifica de una patología, no es solo tiene cáncer, si no que tiene toda la información específica y desmenuzada, y eso le permite tomar mejores decisiones y planear sesiones de trabajo para compartir la experiencia con el resto de los colegas”, asegura Alejandra Palafox.

Gestión ideal vs. realidad

Si bien se ha encontrado que existen muchos beneficios de tener los expedientes electrónicos en los sistemas hospitalarios, la realidad es que esta tecnología no se ha implementado en todos los sistemas de salud.

La política del ECE comenzó en 2010 con una adopción lenta de estos sistemas.  El conflicto en ese momento era la aceptación y adopción de esta herramienta, pero ahora que ya se logró, los sistemas de salud enfrentan un problema muy serio: la interoperabilidad entre los distintos programas que hay en el mercado, y de los cuales no se tiene un censo oficial.

Palafox señaló que en México aún no hay criterios técnicos en procesos de implementación para el expediente electrónico, aunque se pretende una universalización de esta tecnología.

“No hay información completa, no está estructurada la información y hay que evidenciar el asunto de que se han hecho esfuerzos en cuanto a recursos financieros y de alto impacto presupuestal que se ha hecho en las nueve instituciones de salud, pero que son independientes y no se vinculan entre sí, porque no tenemos una estructura de interoperabilidad tecnológica entre sistemas, lo que impide la visualización de los pacientes y encarecen los tratamientos”, añadió la coordinadora general.

Para solucionarlo, Palafox propone un comité especializado que sea responsable del registro de datos, la toma de decisiones y que tenga experiencia de manejo de datos. Este comité también deberá contar con un diagnóstico de lo que ha hecho cada entidad en esta materia y partir de allí para tomar decisiones.

 

 

Compartir

Notas relacionadas

Government Affairs
Los retos para construir el hospital del mañana
DIAGNÓSTICO DE ERC
hipertensión