Pruebas experimentales con crioterapia ayudaron a pacientes con covid a recuperar el olfato

crioterapia olfato
11 Abril 2022 Alicia Rivera / Conexiones 365

La pérdida de gusto y olfato son algunas de las secuelas en personas que enfermaron de covid-19, disfunción que en la mayoría de los casos se prolonga sólo unas semanas, pero en casi el 50 por ciento de los pacientes, persiste por meses, lo que provoca un profundo efecto en su calidad de vida.

Estudios señalan que, durante la infección, la mucosa de la nariz es utilizada por el coronavirus como receptor celular, lo que produce daño en vías centrales nerviosas, incluido el epitelio olfativo.

La pérdida del gusto, resulta de la afectación de la membrana mucosa de toda la cavidad oral, particularmente de las células epiteliales de la lengua, que causa la pérdida de la modulación de la percepción del gusto.

Crioterapia tratamiento para recuperar el olfato y el gusto

Para ayudar a los pacientes con esta disfunción post-viral, existen tratamientos farmacológicos, los cuales regularmente tardan más de cuatro semanas en mostrar algún resultado, por lo que científicos realizan estudios para encontrar un método rápido y eficaz para recuperar el olfato y el gusto.

En esa tesitura, científicos de la Universidad de Reims, Francia, realizaron pruebas experimentales con el uso de crioterapia de cuerpo completo (WBC), en las que participaron 45 pacientes voluntarios, quienes cursaban pérdida de olfatos desde hacía varios meses a causa del covid-19.

La WBC es una técnica profiláctica y terapéutica la cuál usa como principio activo el frío generado por una nube de vapor de nitrógeno molecular (N2) seco a temperaturas iniciales de -110°C alcanzando hasta -180°C con un tiempo de exposición del cuerpo entero por un periodo de 1 a 3 minutos.

En el estudio universitario, los participantes fueron expuestos a temperaturas desde −60 °C a −110 °C en una cámara Cryoair doble durante 3 minutos. Primero entraron en una cámara de vestíbulo a -60 °C donde permanecieron durante unos 30 segundos de adaptación corporal antes de pasar a una criocámara a -110 °C donde tuvieron que permanecer durante 2.5 minutos.

Los investigadores formaron tres grupos de 15 personas voluntarios quienes ya tenían meses con la pérdida de olfato a causa del covid. El primer grupo se sometió a una terapia diaria durante dos días consecutivos, durante los cuales se introdujo en una cámara de frío a -100°C durante unos minutos. El segundo grupo lo hizo durante cinco días consecutivos y el tercer grupo no recibió ningún tratamiento de frío.

Quince días después del tratamiento, 28 de las 30 personas tratadas habían recuperado, al menos parcialmente, el sentido del olfato.

Las evaluaciones previas y de seguimiento revelan que WBC podría conducir a mejoras clínicamente significativas en las capacidades de olfato.

Se ha demostrado que el WBC desencadena acciones antiinflamatorias con bastante rapidez, lo que podría explicar los resultados alentadores.

La crioterapia también se usa como un tratamiento para destruir células cancerosas y tejido anormal en la piel y algunos tumores dentro del cuerpo.

Para los tumores de la piel, el médico aplica nitrógeno líquido en el área anormal con un hisopo o un rociador. Para los tumores dentro del cuerpo, se usa un instrumento que se llama criosonda para congelar el tejido tumoral.

La criosonda se introduce en el cuerpo durante la cirugía o a través de una incisión pequeña en la piel y el médico aplica en forma directa el nitrógeno líquido o el gas argón sobre el tumor. Durante este procedimiento, el médico se guía por la ecografía o las imágenes por resonancia magnética (IRM) para colocar la criosonda en el sitio correcto y limitar el daño al tejido sano que rodea el tumor.

Compartir

Notas relacionadas

cáncer de sangre
cancer de próstata
Government Affairs
Los retos para construir el hospital del mañana