¿Cómo crear un ecosistema digital alrededor de la telemedicina?

ecosistema digital salud
02 Noviembre 2021 María José Ramírez/Grupo Expansión

La pandemia ha acelerado el uso de las tecnologías en distintos sectores, entre ellos el de salud, donde el futuro apunta a una interconectividad e interoperabilidad que impulsen la atención al paciente.

A medida en que los confinamientos se endurecían por la crisis sanitaria, la teleasistencia se convirtió en una valiosa herramienta para quien puede brindar o tener acceso remoto a consultas médicas sin salir de casa.

Esta aceleración tecnológica ha impulsado una interconectividad entre médico, laboratorios, farmacias y hasta seguros.

En entrevista con Conexiones365, Juan Camilo Garay, coordinador de la Mesa de Teleconsulta de la Asociación HealthTech México, señaló que el reto básicamente se centra en cómo conectamos a cada uno de los jugadores el sector salud, bajo qué estándares, bajo qué reglas y también bajo qué normativas.

Además, el experto aseguró que se ha observado un crecimiento de la teleasistencia debido a la pandemia, una oportunidad de conectar las experiencias de los pacientes y médicos con el resto del ecosistema.

Sin embargo, actualmente no existe una plataforma única que pueda unir a todos los actores en una interoperabilidad, por lo que una de las metas u objetivos principales debería ser crear esa interoperabilidad del sector salud para hacerlo global.

Para Garay, incluso cuando existan diversas plataformas dedicadas a generar la interconexión entre los operadores de salud —entre médicos, aseguradoras, laboratorios y farmacias—, es importante que todos lleven los mismos protocolos, normativas y el nivel de seguridad y protección de datos.

Asimismo, Garay indicó que ya se ha dado esa interoperabilidad, incluso en el sector asegurador.

“Lentamente esa tecnología que se fue desarrollando para las aseguradoras cada día se fue vinculando más con las necesidades que hay en sector salud”, explicó el especialista.

Agregó que a través de un canal digital o un portal web, el asegurado puede programar una cirugía sin papeles de por medio, resolviendo todo el proceso de manera digital, mientras la aseguradora revisa la cobertura de la póliza.

De igual manera, si el médico necesita realizar una transacción con la aseguradora, puede hacer uso del canal digital.

Aunado a esto, se han diseñado formas de integrar al pagador (aseguradora o mismo paciente si es gasto de bolsillo), al médico y la solicitud de teleasistencia o teleconsulta a través de una plataforma.

“En esa teleconsulta me pueden dar una visibilidad de qué me está ocurriendo, aconsejarme y tal vez recomendarme unos medicamentos que estén relacionados con mi tratamiento primario y que son de libre venta. Todos esos medicamentos me los mandan en una receta digital, con la cual pido el medicamento por medio de una farmacia digital”, comentó Garay.

 

También, resaltó que así no es necesario el desplazamiento del paciente, se logra mantenerlo en casa para su pronta recuperación y más adelante vuelve a tener una teleasistencia para ver qué sigue con su tratamiento.

En cuanto a la transformación digital del sector salud, esta no ha sido tan rápida como la del sector financiero o de movilidad.

Aunque se mueve a una velocidad más lenta, hay que recordar que estas innovaciones y decisiones no pueden tomarse a la ligera, pues las vidas de los pacientes están de por medio.

Igualmente, Garay mencionó que esta es al mismo tiempo una transformación cultural. “No estoy hablando solo de los pacientes, también de los médicos”, subrayó el experto .

Añadió que, por un lado hay profesionales formados bajo rigores más tradicionales, mientras que por otro se puede observar a los recién egresados mucho más abiertos a usar la tecnología, ya que ven en ella la facilidad de prestar sus servicios.

 

¿Qué pasa con la protección de datos?

Una de las principales preocupaciones al adoptar estas tecnologías es la seguridad. Garay recordó que dentro de la Ley Federal de Protección de Datos personales en propiedad de particulares está claro y bien determinado las obligaciones de cada una de las partes para proteger la información de los usuarios.

 “Existen formas tecnológicas de adaptar o de construir tu plataforma con los medidores de seguridad más altos, que pueden estar relacionados con protocolos que hoy en día manejan, por ejemplo, los bancos en sus transacciones”, resaltó.

Esto permitirá que sean implementados en plataformas de salud y garantizar la seguridad de los datos.

Asimismo, el experto recomendó que los usuarios se tomen en serio los términos y condiciones.

“Si tienen una aplicación donde hacen teleasistencia, una aplicación donde piden sus medicamentos a domicilio y pagan una suscripción y están disfrutando esa posibilidad de esta nueva experiencia digital de la salud, por favor,  que se fijen también en ellos”, subrayó.

Y es que, dijo, es crucial entender qué sucede con la información y los términos que se aceptan.

Por otro lado, destacó la importancia de utilizar aplicaciones especializadas, toda vez que no es la misma experiencia una teleconsulta a través de plataformas de mensajería, como WhatsApp, Zoom o Facebook, a tener un servicio de teleasistencia en una plataforma diseñada específicamente para la salud digital.

 

Plataformas y beneficios para el especialista y usuarios

Pero ¿cuáles son los beneficios de estas plataformas especializadas y en qué se diferencian de las otras?

Para Garay, en una especializada el médico puede encontrar más herramientas que le permitan otorgar el servicio de teleasistencia de manera más asertiva, entre las que se encuentran expedientes clínicos electrónicos, recetas digitales, así como agendamientos y procesos automatizados de seguimiento que le recuerden al profesional cuándo contactar de nuevo al paciente para una próxima consulta.

 

También, es posible realizar una conexión con los recordatorios de la toma de medicamentos, de esta forma el médico puede estar seguro del apego y si es efectivo o no el tratamiento.

“Para el usuario, la ventaja va a ser que contará con una plataforma que le infunde muchísima más seguridad, el poder estar en una conexión mucho más cercana con el médico y obtener otro tipo de beneficios adicionales como información relevante respecto a su salud o monitoreo”, aseguró Garay.

Otro beneficio es el empoderamiento del paciente, porque le ayudan a tomar mejores decisiones sobre su salud.

Para el profesional, utilizar la tecnología aumenta la capacidad de atender a más usuarios, así como de documentar la medicación y acompañar a la persona en todo momento.

Sin embargo, el uso de la tecnología también presenta desafíos, uno de ellos es mantener la salud de los profesionales.

De acuerdo con Garay, estudios realizados en Estados Unidos arrojaron que 58% de los médicos manifestaron un deterioro en su salud física y mental debido al impulso del uso de la tecnología impulsado por la pandemia.

 

Retos para la telemedicina

Por supuesto, con el impulso de la salud digital vienen también algunos retos.

Según el experto, dentro de la Asociación HealthTech México han podido identificar dos, el primero se relaciona con la implementación de buenas prácticas.

Actualmente no se cuenta con una normativa (NOM mexicana) relacionada con la teleasistencia, empero, existen leyes y normativas relacionadas con la salud, los expedientes clínicos electrónicos, recetas, pero todo se queda en parámetros muy amplios.

De ahí que la asociación esté trabajando en guías de implementación de buenas prácticas en cuanto a la teleconsulta y la teleasistencia.

“Hoy, la asociación, junto con un grupo de casi 40 expertos, estamos trabajando precisamente en ello”, mencionó Garay.

El segundo reto se relaciona con la creación de una normativa. Por un lado, desde la asociación han observado casos en América Latina y en otras latitudes, como en India, Filipinas e Indonesia, donde se fue tan exigente que se imposibilitó el uso de la telemedicina y de la teleconsulta... o donde la normativa es demasiado laxa.

Para Garay es importante hallar el punto intermedio, por ello, la asociación está dispuesta a apoyar a los reguladores para compartir, desde la perspectiva de sus distintas mesas, cuáles son los aspectos básicos importantes que se deben tomar en cuenta para el funcionamiento del ecosistema.

Compartir

Notas relacionadas

sida,
dispositivos medicos
ia,
iot ropa,