¿Quiénes invierten en innovación tecnológica?

innovacion tecnologica
16 Marzo 2022 María Fernanda Rodríguez

Del 2014 al 2019 la inversión en Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) fue de un 19.2%, mientras que el PIB global creció un 14.8%, sin embargo en nuestro país se pasó de un 0.44% a un 0.31% del PIB. 

La disparidad entre naciones es evidente y aunque las prioridades de desarrollo se han armonizado en los últimos 5 años, informes de la UNESCO afirman que 8 de cada 10 países continúan dedicando menos del 1% de su PIB a la investigación, México es un ejemplo de ello. (Información adicional). 

En México, las fuentes de financiamiento del Gasto en Investigación Científica y Desarrollo Experimental (GIDE) son vastas e incluyen al Estado, sectores empresariales, instituciones privadas sin fines de lucro, instituciones de educación superior y fuentes del exterior. Empero, la contribución del sector empresarial en el GIDE sigue siendo baja, siendo opuesta a las tendencias internacionales e impidiendo el crecimiento económico necesario para el país. Contar con un ritmo fluctuante en CTI desarticula e inclusive destruye los avances logrados durante años, desincentiva la permanencia de los distintos agentes que participan en estos procesos. Hoy nuestro país mantiene una inversión equivalente al 0.33% del PIB, la más baja en 20 años. 

Esta grave condición se ha exacerbado en los últimos meses con acciones puntuales por parte del Conacyt -entidad máxima en CTI en México-. Ejemplos concretos son la extinción de 65 fideicomisos en ciencia, la cancelación de recursos económicos al Foro consultivo Científico y Tecnológico, la eliminación en incentivos económicos a investigadores de universidades privadas afiliados al Sistema Nacional de Investigadores, etc.

Ha sido la pandemia por la COVID-19, esperanzadora gracias a sus efectos positivos en el incremento de la inversión tecnológica, aún antes del acontecimiento múltiples empresas ya conocían los beneficios de invertir en innovación tecnológica.

Acorde a un análisis realizado por la consultora International Data Corporation, América Latina, ha realizado cambios permanentes en todas las compañías, siendo la digitalización y la adquisición de talento las principales. La reducción en costos ha dejado de ser la meta principal, dando prioridades a la atracción y retención de talento en un 55%, la entrega de servicios digitales personalizados en un 47%, mientras que la mejora en adquisición y retención de clientes en un 43%.

Si bien, las organizaciones se enfrentan a un entorno complejo debido a la crisis económica derivada por el coronavirus, ha habido mejoras en la experiencia de usuario, la inteligencia artificial (AI) y machine learning que han permitido cambiar los hábitos de consumo en materia de comercio digital.

Desde el 2021, las organizaciones se han enfocado en temas como: programas para incrementar su confianza digital, así como resilencia en infraestructura de la misma, programas de recopilación de datos,  así como la actual transformación que afrontan los espacios de trabajo y el desarrollo de software que impulse esa innovación.

¿Cómo impacta la innovación tecnológica en los sistemas de salud?

Asociaciones como la Asociación Mexicana de Capital Privado (AMEXCAP), precisa que las inversiones durante el 2020 han crecido 3.3 veces comparado con el 2019, tendencia que se mantendrá constante en los próximos años.

En México es imperante una mayor inversión en infraestructura que otorgue a los pacientes mejor atención y un acceso democrático para todos.

Análisis hechos por Endeavor, destacan que mínimo un 50% del gasto total en el sector data de los usuarios. Ante dicho escenario, las empresas mexicanas cuentan con una gran oportunidad para innovar en el sector con programas de salud preventiva y soluciones tecnológicas que otorgen al usuario servicios integrales y accesibles para su bienestar.

Endeavor destaca también que un 71% de los hospitales pertenecen a la iniciativa privada mientras que el porcentaje restante pertenece a la iniciativa pública. Esta cifra podría ser desalentadora en los próximos años, dado que se prevé que para el 2025 el 66% de la población será mayor de 50 años y el acceso de salud privada será escaso para este sector.

Los emprendedores deben seguir innovando e impulsar un acceso democrático a la atención médica a partir de nuevas tecnologías.

Principales retos hacia la innovación en materia de salud en México

Como industria aún tenemos grandes áreas de oportunidad en la educación y personalización de la experiencia sanitaria que garantice mayor cobertura y esquemas accesibles. 

Así, empresas emergentes o healthtechs otorgan soluciones tecnológicas dispuestas a mejorar la atención médica de manera preventiva integral. Su dinamismo deriva de la cercanía que los usuarios tienen con la tecnología, cuestión similar a la que se dio en América Latina con las fintech. 

De acuerdo a cifras de startupable, para el 2020, las inversiones en el sector en América Latina ascendieron a los 99 millones de dólares, un aumento 5 veces mayor comparado con el año previo a la contingencia sanitaria. 

La disrupción en el sector y el surgimiento de la healthtech buscan personalizar y mejorar la experiencia en seguridad sanitaria. Aún con la maduración de la salud digital e innovación del sector, nos seguimos enfrentando a obstáculos como la infraestructura, además de la gestión de datos que garantice seguridad a los pacientes.  

El camino a recorrer es aún sinuoso, aunque nos insta a inmensas oportunidades para innovar e invertir en tecnología médica. Será primordial unir fuerzas en los sistemas de salud, la industria y los pacientes para alcanzar objetivos en común que consigan un equilibrio entre el acceso a tecnología innovadora en materia de salud y sistemas sanitarios sostenibles. El cambio hacia una economía con base en la CTI necesitará de procesos graduales y orgánicos.

Compartir

Notas relacionadas

Government Affairs
Los retos para construir el hospital del mañana
DIAGNÓSTICO DE ERC
hipertensión