Empresas e investigadores unen esfuerzos para fabricar ventiladores

ventiladores
24 Abril 2020 Gabriela Rivera

La comunidad científica desarrollo los dispositivos y la industria se encargará de poner las piezas y la manufactura.

La escasez de ventiladores para atender a los pacientes de coronavirus en México y el mundo, puso a trabajar a los científicos, ingenieros y empresas para desarrollar prototipos que puedan ser manufacturados en menos tiempo y a un menor costo.

En el país, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) coordina las acciones para el desarrollo de dos prototipos de ventiladores, así como la construcción de los primeros 700 equipos, que serán entregados la segunda semana de mayo.

Se prevé que estos equipos estén listos al momento en que se alcance el pico de pacientes contagiados con COVID-19 y se saturen los hospitales de casos críticos, que requieran asistencia mecánica para respirar, y que se sumen a los miles de equipos que el gobierno está comprando en el extranjero para este fin.

¿Cuáles son las características de estos ventiladores?

  • Tecnología 100% mexicana.
  • Económicos.
  • Alta calidad y seguridad biomédica.

El primero es un Ambu-bag, un modelo abierto creado por el MIT en Estados Unidos, que permitió al CIDESI desarrollar todo el aparato y que será manufacturado por la empresa aeroespacial Safran, la empresa Mabe y el Clúster Automotriz de Querétaro.

El segundo es el modelo Gätsi, enfocado a atención a pacientes de cuidados intensivos y que también fue desarrollado por el CIDESI. Este ventilador será ensamblado por Safran y la empresa Dydetec será la responsable de revisar la seguridad biomédica y la capacitación del personal.

Cada unidad de ambos ventiladores tendrá un costo menor a los 12 mil pesos, que son entre cuatro y ocho mil pesos que los más económicos que hay en el mercado internacional. Lo costos de producción se abarataron, ya que las empresas no cobrarán la manufactura o los materiales de fabricación.

SI bien estos ventiladores ya comenzarán a producirse, existen 25 prototipos en los que están trabajando los investigadores mexicanos, desarrollados por distintas instituciones públicas y empresas privadas.

Esto permitirá que el mercado siga desarrollándose y se pueda atender la necesidad de ventiladores que se tendrá el sector salud en las siguientes semanas, además de que reducirá las compras del gobierno al extranjero.

 

Compartir

Notas relacionadas

cáncer de sangre
cancer de próstata
Government Affairs
Los retos para construir el hospital del mañana