Grupos antivacunas ponen en riesgo salud de México

grupos antivacunas
23 Enero 2020 Gabriela Rivera/Grupo Expansión

Los grupos antivacunas han ayudado a que enfermedades erradicadas, como el sarampión, estén resurgiendo.

 

La inmunidad de México a las enfermedades contagiosas se está viendo amenazada por los grupos antivacunas, que han crecido alrededor del mundo en los últimos cinco años. 

 

Tan solo en 2019, la Secretaría de Salud ha registrado 20 casos de sarampión, de los cuales 18 de ellos se contagiaron por estar en ambientes donde estaba el virus del sarampión y luego viajaron a México, donde desarrollaron la enfermedad.

 

Del total de los pacientes enfermos, la mitad de ellos no estaban vacunados, siendo preocupante que los menores de edad no habían recibido ninguna dosis para inmunizarlos contra esta enfermedad.

 

Además, el Boletín Epidemiológico de la dependencia también señala que hay, al menos, 500 personas que se contagiaron de sarampión por estar en contacto con los pacientes que importaron la enfermedad.

 

En abril de este año, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, afirmó que hay un riesgo potencial de volver a tener epidemias de sarampión en territorio nacional, ya que las coberturas de vacunación llegaron a 70%, cuando la cifra es de 95%.

 

Esta situación ha puesto en alerta al gobierno mexicano para mantener  el control de los casos que llegan al país, así como de los contagios que se han suscitado posteriormente.

 

Contagio sin fronteras

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a México libre de sarampión en la década de los 90, y desde 2006 no se ha registrado un solo caso autóctono, es decir, un caso que surgiera en el país. 

 

Sin embargo, el turismo y los viajes de extranjeros a México, así como de mexicanos a Europa, ha provocado que el sarampión regrese a nuestro país y, este año en particular, con más fuerza que antes.

 

El problema es que en los países europeos han dejado de vacunar a los niños, lo que ha provocado brotes severos. En 2017 Europa cerró con 14,451 casos de sarampión, generando alertas en Italia, Reino Unido, Alemania y España.

 

El movimiento antivacunas cobró fuerza en 1998, luego de que la revista The Lacet publicó un estudio en el que se afirmaba que la vacuna triple viral estaba relacionada con el caso de autismo en niños menores de cinco años. 

 

Aunque la información fue desmentida en 2004, y la revista retiró el artículo, los ciudadanos europeos mantuvieron el estudio como bandera para convencer a otros padres no vacunar a los niños, acusando a las farmacéuticas de crear “veneno” para mantener enfermos a los niños, mientras que otros usan argumentos religiosos y filosóficos para desvirtuar la efectividad de la inmunización.

 

Ante el aumento de enfermedades que ya se habían considerado erradicadas, los gobiernos europeos están exigiendo a los padres de familia que vacunen a sus hijos para poder tener acceso a las escuelas y algunos servicios médicos.

 

Pero las medidas no han sido suficiente y estos padecimientos llegaron a México y América Latina, donde tomó décadas eliminar enfermedades como el sarampión, las paperas, rubéola y poliomielitis. 

 

Además, la postura antivacunas ya está posicionándose en los países de la región, donde se ha visto una caída drástica de las tasas de vacunación como nunca antes se había registrado.

Compartir

Notas relacionadas

Government Affairs
Los retos para construir el hospital del mañana
DIAGNÓSTICO DE ERC
hipertensión