Atención primaria de salud, el reto de la 4T

atención primaria
23 Enero 2020 Gabriela Rivera/Grupo Expansión

Cuando la atención primaria es adecuada, la salud de los pacientes mejora notablemente.

 

Nueve de cada 10 centros de salud corresponden a unidades de atención primaria; 80? los padecimientos de los mexicanos se atienden en estos servicios. Sin embargo, este sector del sistema de salud no cuenta con la infraestructura, el personal y los insumos suficientes para que funcione.

 

Este año, la Organización Panamericana  de la Salud (OPS) estableció el desarrollo de modelos de atención basados en atención primaria de salud (APS) como una de las 10 acciones que garanticen la salud de los habitantes de la región.

 

Datos del organismo internacional señalan que todavía 30? los latinoamericanos no tienen acceso a la atención médica adecuada, por lo que la atención primaria de salud ––junto con la transformación de los sistemas de salud–– podrán responder a esta necesidad.

 

Cuando un sistema sanitario se basa en la atención primaria, todas las funciones y la escritura están basados en la equidad, la solidaridad social y el derecho humano a gozar del grado máximo de salud que pueda tener, sin distinción de su condición económica o social.

 

Ante la demanda de la OPS, el gobierno mexicano estableció el fortalecimiento de la atención primaria del sistema público como una de las prioridades en el sector salud.

 

De hecho, el Plan Nacional de Salud 2019-2024, que aún está preparando la Secretaría de Salud, estará basado en la atención del primer nivel y el trabajo de prevención, anunció Jorge Alcocer, titular de la dependencia. 

 

Esto significa que todos los mexicanos tendrán acceso a una consulta con un médico capaz de diagnosticarlos correctamente, brindarle un tratamiento adecuado y darle el seguimiento a su padecimiento, para evitar complicaciones, sin importar si el paciente se encuentra en una gran ciudad o en una comunidad rural.

 

Y aunque se supone que este servicio está garantizado por los subsistimos que conforman al gran sistema de salud mexicano, lo cierto es que las unidades o clínicas de primer nivel no cuentan con lo necesario para garantizar esta atención.

 

De acuerdo con un diagnóstico que ha realizado la Secretaría de Salud desde el inicio de esta administración, hay entidades en las que las clínicas están en situaciones deplorables, les faltan muchas cosas y no tienen con qué operar; mientras que en otras, como en San Luis Potosí, tienen lo necesario para funcionar.

 

Una vez concluido, el gobierno se encargará de que las unidades cuenten con infraestructura y equipo médico, medicamentos y personal capacitado y actualizado. Éste último es un problema que debe ser resuelto, admitió Asa Ebba Christina Laurell, subsecretaría de de Integración y Desarrollo del sector salud, quien señaló que hay médicos dando consultas, sin haberse actualizado en los últimos 10 años.

 

Con esta transformación en el sistema, el gobierno espera mejorar la atención médica y, sobre todo,  mejorar los programas de prevención entre la población.

Compartir

Notas relacionadas

Government Affairs
Los retos para construir el hospital del mañana
DIAGNÓSTICO DE ERC
hipertensión