Lo que la OMS sugiere para regular IA en salud

regulación de la IA
23 Febrero 2024 Alina Velázquez
[Central Interactiva]

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido un informe destinado a ayudar a los países de todo el mundo a identificar las áreas prioritarias en la regulación de la Inteligencia Artificial (IA); pues este avance tecnológico representa una herramienta poderosa, pero también plantea desafíos significativos que requieren una atención cuidadosa y estratégica.

Esta es una tecnología que ha estado en auge en los últimos años, ya que sirve para agilizar tareas en diversas industrias. Sin embargo, si no se regula, en varias áreas podría representar un peligro para las personas que la usan.

Todo lo que puede aportar la IA a la salud ha beneficiado a los pacientes, personal de salud, administrativos, empresarios y otros colaboradores, los cuales confían a este sistema datos personales e información médica sensible. He aquí la importancia de tener un control sobre su funcionamiento y uso.

Así mismo, con este informe se plantea la posibilidad de poner los sistemas alimentados por Inteligencia Artificial al alcance de las personas que lo necesiten, incluyendo en el diálogo a todos los actores del área de la salud, como los desarrolladores, reguladores, fabricantes, trabajadores y pacientes.

La IA puede usarse en diversas áreas de la salud, como los ensayos clínicos, el diagnóstico, tratamiento e incluso ayudar a la medicina personalizada y ser una herramienta de ayuda para los profesionales de la salud.

Cabe destacar que para que funcione necesita ser cargada con bases de datos que contienen información sensible acerca de los pacientes y sus procedimientos médicos, no obstante, al ser una tecnología nueva en muchos países no hay aún una regulación que evite que estos datos puedan filtrarse o venderse con fines ilícitos.

Pautas para un mayor control 

El Doctor Tedros Adhanom Ghebteyesus, Director General de la OMS, dijo que nuevas pautas en regulación de la Inteligencia artificial pueden ser una oportunidad de que se aproveche al máximo su potencial, en pro de combatir enfermedades y padecimientos que aquejan a la población mundial, como la tuberculosis o el cáncer.

“La inteligencia artificial resulta muy prometedora para la salud, pero también presenta retos importantes, lo que incluye la recopilación de datos no ética, las amenazas a la ciberseguridad y el aumento de los sesgos y la desinformación”, añadió. (1)

El documento emitido por la OMS destaca seis áreas que deben atender los países para una correcta regulación de esta tecnología:

1.- El primero es acerca de la transparencia y la documentación, y toca temas como la comunicación efectiva entre las empresas desarrolladoras de un producto de su inicio a su fin, esto con el objetivo de conocer claramente la composición de un producto.

2.- El segundo punto va enfocado a la gestión de riesgos y aborda tópicos como el uso previsto, aprendizaje continuo, intervención humana, amenazas en la ciberseguridad, entre otros. 

3.- En tercer lugar, está salvaguardar que los sistemas de IA sean seguros y no causen algún riesgo para los usuarios, ya sea personal de la salud, pacientes u otros.

4.- El cuarto es referente a la calidad de datos en la Inteligencia artificial, lo que incluye que las tecnologías sean entrenadas y alimentadas con datos correctos y pruebas de funcionamiento rigurosas para evitar desinformación y sesgo.

5.- El quinto punto es establecer estrategias de salud que se rijan por un marco legal para proteger la privacidad, confidencialidad y disposición a los datos de la salud.

6.- Por último, el sexto incita a los participantes de la industria de la salud, como reguladores, pacientes, profesionales de la salud, entre otros, a colaborar entre ellos y con el gobierno para asegurarse que todos los productos y servicios que se desarrollen con IA cumplan con las regulaciones establecidas para su protección. (2)

La emisión del informe por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es un paso crucial hacia la comprensión y regulación efectiva de la Inteligencia Artificial (IA) en el ámbito de la salud. Este documento destaca la importancia de establecer pautas claras y robustas para su uso, involucrando a todas las partes interesadas, desde desarrolladores hasta pacientes, para garantizar la seguridad y eficacia de esta tecnología.

Referencias

1) La OMS esboza las cuestiones que cabe tener en cuenta a fin de regular la inteligencia artificial para la salud. (s/f). Who.int. Recuperado el 23 de febrero de 2024, de https://www.who.int/es/news/item/19-10-2023-who-outlines-considerations-for-regulation-of-artificial-intelligence-for-health

2) Sas, C. (2023, noviembre 24). Regulación de IA en el sector de la salud: informe de la OMS. CONSULTORSALUD. https://consultorsalud.com/regulacion-ia-sector-salud-informe-oms/

Compartir

Notas relacionadas

parkinson
epilepsia
tomografía computarizada
neurocomputación