Biosensores implantables: innovación en monitoreo de glucosa

biosensores implantes
25 Marzo 2024 Alina Velázquez
[Central Interactiva]

La ciencia médica ha trabajado para que la toma de glucosa no sea una pesadilla, ahora se puede hacer sin dolor y con datos arrojados directamente al celular gracias a los biosensores implantables.

Y es que el monitoreo de glucosa en las personas que viven con diabetes es crucial para tener un control adecuado de su enfermedad. Sin embargo, el pinchazo de dedo para obtener la gota de sangre para el glucómetro puede llegar a convertirse en 'el coco' de muchos pacientes que deben tomarse varias muestras al día.

La ciencia ha desarrollado un método mediante el cual las personas con diabetes pueden tener lecturas de glucosa todas las veces que lo deseen: Biosensores implantables

¿Cómo funciona? 

Este tipo de sistemas se caracteriza por estar compuesto de tres partes: el sensor, el transmisor y la aplicación móvil donde se leerán los resultados obtenidos. Este conjunto actuará cuando el sensor se implante en el cuerpo por un profesional; en un proceso ambulatorio de 15 minutos de duración. Utiliza anestesia local y en una incisión de 5 mm se coloca el dispositivo y se sutura. (1)

Una vez con el sensor en el cuerpo, basta con colocar el transmisor inteligente y encenderlo para que se pueda conectar a la aplicación del teléfono inteligente.

Entre las ventajas que tiene este método está la duración, ya que el dispositivo puede permanecer hasta 180 días en el cuerpo bajo la piel del brazo, mientras que con los métodos tradicionales como las tiras reactivas solo se puede usar una por cada medición.

Así mismo, el transmisor inteligente se puede mantener en uso para las actividades cotidianas del paciente como hacer ejercicio o bañarse.

Otro punto destacable de estos dispositivos es que las lecturas se actualizan cada 5 minutos aproximadamente y se pueden compartir con varios dispositivos móviles, entre los que pueden estar los familiares del paciente o el mismo médico para monitorear el estado de salud constante de la persona.

El transmisor también puede quitarse y ponerse, por lo que si se requiere se puede retirar por un tiempo.

Al estar conectado a un dispositivo como el smartphone, el transmisor puede tener funciones como alertar en el teléfono o incluso en el brazo cuando los picos de glucosa se disparan o descienden de manera abrupta.

Aunque su adhesivo es resistente, también es gentil con la piel, en consideración de que en las personas con diabetes una herida puede ser motivo de complicación.

Los biosensores utilizan una enzima para dar los resultados al sistema; cabe destacar que la implantación del sensor, al igual que tenerlo ahí durante la vida diaria, no causa dolor a la mayoría de los pacientes o es una sensación leve. (2)

En lo que respecta a las mediciones, la frecuencia con la que se realizan tiene una ventaja significativa: no solo proporciona a la aplicación una estimación del día de la medición, sino que también permite un análisis detallado del estado de salud del paciente en las últimas semanas o meses, así como la tendencia de sus niveles de glucosa.

La medición de glucosa ha avanzado para hacer más sencilla la vida de los pacientes, así como para ser una herramienta que ayude a los médicos a la mejor toma de decisiones. Invertir en estos aparatos que pueden ser usados desde casa es un beneficio que repercute directamente en el control de la enfermedad.

Referencias

1) Redes. (2022, octubre 3). Monitorización continua de glucosa implantable. Asociación Diabetes Madrid. https://diabetesmadrid.org/monitorizacion-continua-de-glucosa-implantable/

2) Secretaría. (2022, noviembre 21). Actualización en los sistemas de monitorización continua de glucosa en diabetes. Revista Diabetes. https://www.revistadiabetes.org/tecnologia/actualizacion-en-los-sistemas-de-monitorizacion-continua-de-glucosa-en-diabetes/

Compartir

Notas relacionadas

parkinson
epilepsia
tomografía computarizada
neurocomputación